Criptorquídeo Inguinal

Hablamos de un animal criptórquido cuando tiene uno o los dos testículos alojados fuera de su ubicación natural, el escroto, esa bolsa cuya función es mantenerlos con una temperatura más baja que la corporal. Es un defecto típico de perros de razas mini o medianos, muy raro en perros de gran tamaño.
Cuando los testículos están en la región inguinal o dentro del abdomen, el animal corre varios riesgos:
-sufrir una torsión testicular, que acabará produciendo un abdomen agudo con la consiguiente cirugía de urgencia.
-que con el tiempo se desarrolle un tumor en el/los testículo/s abdominal/es.
Por ello, en los machos que son criptórquidos recomendamos la orquiectomía, esto es, la esterilización o castración. Y se insta a extirpar ambos testículos para evitar que ese defecto sea heredable. Si extirpáramos el testículo ectópico y mantuviéramos el que está en su lugar correcto (es lo más frecuente, un testículo en el escroto y otro abdominal o inguinal), el macho fecundaría sin problema y podría transmitir ese defecto a sus descendientes.
¿Cuándo se debe realizar la cirugía?
Lo normal es que el cachorro, con 2 meses de edad, ya tenga sus testículos en el escroto. En ciertos casos éstos tardan algo más en bajar pero, a los 4-5 meses, si no están escrotales, es improbable que desciendan. Con 6-7 meses se puede realizar la cirugía, bajo anestesia general, claro, previo electrocardiograma y análisis prequirúrgicos.
El postoperatorio dura una semana y el animal puede hacer vida normal.

 
Full Reviw on best bokkmakers by http://artbetting.net/
Download Premium Templates
Bookmaker No1 in The UK - William Hill by w.artbetting.net